miércoles, 26 de abril de 2017

ALMAS SEPARADAS (casi noventa veranos y aun esta ahí el lamento de los enamorados)

- El humo de esa tercera bala prolongada
hizo historia, en aquel fatídico
día veintidós de verano,
del año veintiocho,
cuando su joven mirada
fue violada por la muerte,
dejando en aquel desierto
la perfecta y esperanzadora huida.

- Su amada estaba lejos
de pronunciar palabra,
ante la caída de su jinete,
pues en su garganta las manos
había de una encapuchada,
decidiendo su destino. 

- ¿Quiénes eran los jueces
de aquel amor sincero,
entre esos primos
que se amaban alocada mente,
desde la infancia?

- ¿Quiénes apagaron las luces,
posando el miedo, en sus ojos
sin tolerancia?

- Todo por negarse, ese caótico 
día, a sellar lo que su corazón
no amaba ante el clérigo,
su padre decidió, sin razón,
el concertar lo que a él nunca perteneció,
pues su llanto melancólico
aun esta cayendo sin pasión,
por las paredes de ese cortijo.

- Las campanas ya no tocan,
en ese lugar de voces atrapadas,
que en el atardecer rezan
por esas almas separadas,
ni las golondrinas vuelan
a la palmera que vigila las puertas.

- ¿Quiénes eran los jueces 
de aquel amor sincero,
entre esos primos
que se amaban alocada mente,
desde la infancia?

- ¿Quiénes apagaron las luces, 
posando el miedo, en sus ojos
sin tolerancia?

- Como dicen algunos,   
todo queda entre familia 
pues quedó esta macabra 
 función de blancas y rojas rosas,
que marcó el alma de Almería.

Por; J.M.Almecija


No hay comentarios:

Publicar un comentario