domingo, 18 de junio de 2017

CENIZAS DORMIDAS (a veces solo hay que cerrar los ojos, viajar con el corazón y dejar que la imaginación te guié)

- Siendo siervo de la vida me 
 rompo ante la mirada vigilante
de la noche prematura,
no se por que esta melancolía 
rota me sigue,
 cuando todos los seres duermen
en la diurna melodía
de la triste nostalgia, 
por ser parte de esta efímera
armonía.

- No soy el dueño de este cielo,
pero sobre este suelo 
como cada miembro de este mundo
mis yemas están llenas 
de inocencias olvidadas 
por el día.

- Porque naufrago, perdido me
encuentro cuando
ya el alcohol y el sonido
violan mi cuerpo.

- Solo puedo decir, que sobre 
mi cabeza cae el estigma
de un pasado perdido, olvidado,
secuestrado entre maderos
quemados en una noche,
de cenizas oscuras volando
sin rima ni destino,
que hace del gentío
una legión en la noche loca.

- Olvidado en el presente
cierro mis ojos y viajo en el tiempo,
a tiempos de brujas,
a tiempos de alocados degolladores 
nocturnos,
a tiempos de filósofos
juzgados por compartir lo prohibido,
a tiempos de colgados sin freno,
a tiempos de esos 
que veían plano el mundo,
a tiempos de purificación en la llama
rojiza de supuestos mandados del cielo.

- Vuelvo a ser consciente de este presente,
que las hogueras dibujan las calles
sin sentido de muerte o castigo,
solo arden para despertar el alma
que dormido sale sin preocuparse
por las horas que pasan sobre
la piel blanquecina,
que sobre el suelo posa escuchando
los estruendos,
hechos por la mano del hombre.

- Todos intentan olvidar,
si no olvidar enterrar, enterrar
en lo olvidado sus vidas,
sus vidas que más que vidas 
son espacios prestados de otra Era,
ya enterrada en cuentos
de autores dormidos.

- ¡No! No puedo dormir en esta opera,
lírica sonada en la moribunda
esencia nocturna.

- ¡No! No cierro los ojos 
ante esta metáfora despierta.

- ¡No! No puedo parar mis pies rendidos,
a esto de dejarme llevar sin permiso
por el fuego que con sentido
adorna estas calles.

- ¡No! No puedo frenar mi alma
en esta farándula que llaman festejo,
pues solo soy uno más en esta lluvia
de cenizas dormidas.

Por: J.M.Almecija 








miércoles, 26 de abril de 2017

ALMAS SEPARADAS (casi noventa veranos y aun esta ahí el lamento de los enamorados)

- El humo de esa tercera bala prolongada
hizo historia, en aquel fatídico
día veintidós de verano,
del año veintiocho,
cuando su joven mirada
fue violada por la muerte,
dejando en aquel desierto
la perfecta y esperanzadora huida.

- Su amada estaba lejos
de pronunciar palabra,
ante la caída de su jinete,
pues en su garganta las manos
había de una encapuchada,
decidiendo su destino. 

- ¿Quiénes eran los jueces
de aquel amor sincero,
entre esos primos
que se amaban alocada mente,
desde la infancia?

- ¿Quiénes apagaron las luces,
posando el miedo, en sus ojos
sin tolerancia?

- Todo por negarse, ese caótico 
día, a sellar lo que su corazón
no amaba ante el clérigo,
su padre decidió, sin razón,
el concertar lo que a él nunca perteneció,
pues su llanto melancólico
aun esta cayendo sin pasión,
por las paredes de ese cortijo.

- Las campanas ya no tocan,
en ese lugar de voces atrapadas,
que en el atardecer rezan
por esas almas separadas,
ni las golondrinas vuelan
a la palmera que vigila las puertas.

- ¿Quiénes eran los jueces 
de aquel amor sincero,
entre esos primos
que se amaban alocada mente,
desde la infancia?

- ¿Quiénes apagaron las luces, 
posando el miedo, en sus ojos
sin tolerancia?

- Como dicen algunos,   
todo queda entre familia 
pues quedó esta macabra 
 función de blancas y rojas rosas,
que marcó el alma de Almería.

Por; J.M.Almecija


domingo, 23 de abril de 2017

EL LIBRO(hoy día del libro, dejo que mi mano viaje y escribo lo que mi imaginación me dice)

- Echo un vistazo a esta era,
analizo cada espacio
con minuciosidad, a la espera
de sentir el respeto 
de esta nuestra historia.

- Todo cambia, nada frena,     
hasta el hombre nace 
 para aprender, madura   
 para practicar y envejece 
para ver que hizo en su vida. 

- Algunos dejan su paso 
marcado, como otros 
tantos en la blanca seda
desde antes de Cristo,
otros viven sentados
la experiencia remota
o moderna por el liso.

- Inmortal a los cauces del tiempo, 
se pliega a las manos endebles
del espacio, sin marca
dejando en él las cruces
en un mundo de mascara.

- Él ha sobrevivido a todas
 las épocas y a las que vendrán,
comenzó en piedras,
fue manuscrito que tendrán
solo algunos, los artistas
como lienzo lo utilizan
después, y en pergamino algunas
damas de la época recibían
versos de amadas plumas.

- Hoy mi cuerpo se encoje
ante sus hojas, aun me sigue
haciendo volar o viajar
por mares en vela,
no se esconde, pues con coraje
me muestra que al entrar 
con pasión en su portada,
mi alma irá de viaje 
y cruzaré el mundo sin velar
por la vuelta.

- Que invento esto del libro
pues su día merece mi respeto,
pues él es el superviviente
valiente, que sin miedo
cuenta nuestra historia.


Por; J.M.Almecija 


miércoles, 12 de abril de 2017

LA NOCHE(bajo las estrellas uno toma muchas decisiones)

- Asombroso mundo, el que me espera,
a veces no siento,
el dolor de pies en la cama
por el camino sediento
que recorro, en esta esfera
de mundo.

- Me otorgo como andante
la experiencia, bañada
en mi ser, como el comandante
entre mil tropas y aun con la mirada
llena, desafiante pero elegante
sigo sin miedo.

- No me trabo, al envainar mi palabra,
porque en ella esta el fruto
de mi alma pecadora,
ya que a veces, no disfruto
de la acción hacedora
y en mi quedo olvidado.

- Pues como un impulso, colgante
queda la armadura blindada 
de oro, a veces es vacilante
y de mi ser, sale armada
a enfrentarse al presente,
pero conmovida queda
al verlo tan estropeado.

- Y digo, hoy alguien me protegerá
bajo este cielo, en este momento
que mas que, de mi mano me tira
este lamento secreto,
que solo nuestra aurora 
sabe, entonces e aquí quieto
me quedo sentado.

- La noche vendrá y elocuente 
me seducirá decidida,
porque mi alma no es importante,
si no mis sueños en esta vida,
donde la luna protege al caminante,
pues mudo y con sombrero
en mano quedo.

Por J.M Almécija

jueves, 6 de abril de 2017

EL LAMPISTA (a un hombre humilde que me enseño a ser hombre en esta vida)

- Hoy bajo la luna
escribo a una mirada,
especial y escrutada 
por los años en la mina
de la vida.

- Que emociona cada
poro de esta piel mía,
con tan solo
pensar en ella.

- Su dulzura se hizo 
de años de experiencia,
con ingredientes del alma,
en su corazón 
la mas bella paciencia,
hizo el hombre 
humilde que soy ahora, 
gracias a él.

- ¡No pienso! Si no siento,
que de su cuerpo 
soy yo.
Aunque el color distinto,
sea en esta nuestra 
vida.

- Hay algo que ni se 
compra ni se
vende.
Algo que no se 
encuentra en ningún 
rincón de este mundo.
Algo que ni la magia
puede igualar.

- Que cuando ese sentimiento 
te sorprende,
hasta las piernas te
empiezan a temblar
eso es amor.

- ¡No pienso! Si no siento,
que de su cuerpo
soy yo.
Aunque el color distinto
sea en esta nuestra
vida.

- En la antigua Ferreria,
se crió a  lampista
llego y como un pianista,
a su tierra Almeria
volvió.

- A ti papa van estas
letras que ni el tiempo
borrara,
ni el viento soplara,
ni la lluvia mojara,
porque inmortal te quedaras
con esta tinta
del mio corazón.

Por; J.M. Almécija